martes, 2 de octubre de 2012

GRAMATICA ESTRUCTURAL Y GRAMATICA TRADICIONAL

GRAMATICA ESTRUCTURAL Y TRADICIONAL
 
En la Gramática se distinguen dos grandes ramas: la Gramática Normativa y la Gramática Estructural. La primera, que se remonta a las gramáticas creadas por los griegos y latinos, tiene su inicio en España en 1492 con la gramática de Antonio de Nebrija y se continúa con la Gramática de la Real Academia Española. Es esta una gramática lógica, ya que busca para sus preceptos y reglas un fundamento teórico y filosófico.

La Gramática Estructural, en cambio, trata de explicar la estructura y el
funcionamiento de los sistemas que constituyen las  lenguas. Se basa
exclusivamente en postulados lingüísticos y se desentiende de toda relación
con la lógica o la sicología.
La Gramática, para el estudio de la lengua, divide su accionar en varios campos con temas y objetivos propios:

• La Fonología. Es la disciplina que estudia los sonidos y las normas en la ordenación de la materia sonora.
• La Morfología. Estudia la forma del lenguaje y su  tarea es buscar el número de signos diferentes de acuerdo a sus formas.
• La Sintaxis. Es el estudio de las palabras al entrar en relación unas con otras en la cadena lingüística. Estudia los componentes de la oración y los tipos de relaciones que se dan entre ellos para constituir un todo significante.
• La Morfogénesis o formación de palabras. Es parte  de la morfología y estudia la creación de nuevos vocablos por composición, derivación o
paréntesis.

Fonología
La fonología estudia los fonemas o sistemas fónicos de la lengua.
La fonética estudia los sonidos del lenguaje y sus realizaciones concretas en el habla.
Los fonemas son las unidades distintivas fónicas mínimas que nos permiten diferenciar los significados de las palabras. Los fonemas no tienen significado léxico en sí mismos, pero sirven para diferenciar el significado de las palabras. Por ejemplo: la palabra mesa tiene un significado léxico. Esta palabra está formada por cuatro fonemas: m/e/s/a/. Si se cambia uno de esos fonemas, tenemos otra significación: m/i/s/a/, p/e/s/a/.

Los fonemas son sonidos ideales que están en la mente de los hablantes. Estos modelos ideales se materializan en lo que llamamos sonidos articulados

Clases de Fonemas
Los fonemas se clasifican en vocálicos y consonánticos. Los fonemas consonánticos no pueden pronunciarse sin ayuda de los vocálicos. 

- En castellano los fonemas vocálicos son: 
a e  i  o  u
 Los consonánticos son:
 b c d f g j k l ll m n ñ p r  rr s t

Morfología
La morfología (del griego  morphé, forma y  logos, tratado) estudia la forma del lenguaje y su función es buscar el número de signos diferentes de acuerdo a sus formas. Tradicionalmente se las ha llamado las partes de la oración. 

Cada palabra o parte de la oración, vive en relaciones sintácticas con las demás de su grupo o del conjunto oracional de que forma parte; cada parte tiene exigencias propias de su naturaleza sustantiva, adjetiva, adverbial, verbal, preposicional, pronominal, etcétera, independiente de las funciones que pueda ejercer como sujeto, atributo, complemento, etcétera, o como integrante de estos elementos sintácticos.

Partes de la Oración
Según las normas tradicionales de la Real Academia  Española, éstas son nueve: Sustantivo, Adjetivo, Artículo, Pronombre, Verbo, Adverbio, Preposición, Conjunción, Interjección. 

• Partes variables 
De estas nueve partes, cinco son variables, es decir, experimentan cambios en su estructura. Estos cambios pueden ser de género, número, tiempo, modo, persona o voz. Ellas son: el Sustantivo, el Adjetivo, el Verbo, el Artículo, el Pronombre. 

• Partes invariables 
Son aquellas que no experimentan cambios en su forma: el Adverbio, las Preposiciones, las Conjunciones y las Interjecciones.

El sustantivo
Es la palabra que sirve de nombre a personas, animales o cosas reales  o imaginarios y también a conceptos, o abstracciones. 

Clasificación semántica
Según el significado, los sustantivos se clasifican en: comunes y propios, abstractos, colectivos, individuales y partitivos. 

- Sustantivos comunes
Son aquellos que designan a todos los seres de una misma especie o clase: caballo, rosa, río, montaña. 

- Sustantivos propios 
Son los que designan a un individuo (persona, animal o cosa) para distinguirlo de los demás de su misma especie o clase: Babieca, Mapocho, Himalaya. 

- Sustantivos colectivos
Son aquellos que estando en singular denotan un número indeterminado de elementos de la misma especie o conglomerados heterogéneos: cardumen, enjambre, rebaño, muchedumbre, poblada, gentío, etcétera. 

- Sustantivos abstractos 
Son aquellos que señalan cualidades, acciones o fenómenos de los seres, pero considerados separados de ellos, es decir, cuando les atribuimos, por una operación mental, existencia independiente  de los seres a los que están unidas: belleza, bondad, inteligencia, etcétera.

Sustantivos concretos 
Son los que representan seres reales o que podemos  representarnos como tales. Los seres reales o las cosas concretas pueden ser: 

visibles  : Sol, Luna.
invisibles  : sonido, canción.
materiales  : muralla, pirámide.
Inmateriales  : Dios, ángeles.
imaginarios  : duende, sirena. 

Sustantivos múltiplos
Son los que indican el número de veces que una cantidad comprende en sí a otra inferior. Por ejemplo: doble, triple, céntuplo. 

 
Clasificación morfológica 
Según su estructura, los sustantivos se pueden clasificar en: 

- Sustantivos simples 
Son aquellos que no presentan en su forma ningún afijo, es decir, no tienen ninguna otra voz agregada: sol, hombre, niño. 

- Sustantivos compuestos
Constan de una palabra simple y de un prefijo. Ejemplo: innecesario. O bien, de dos palabras simples: bocacalle, paraguas, cumpleaños. 

Sustantivos primitivos 
Son aquellos que no proceden de ninguna otra palabra de nuestro idioma: árbol, hombre, casa, silla. 

- Sustantivos derivados 
Son los que constan de una palabra primitiva más un sufijo. Ejemplo: jardín ero; árbol eda.
Los sustantivos derivados pueden clasificarse a la vez en: 

o Aumentativos. Dan la idea de grandeza o grande. Ejemplo: perrazo.
o Diminutivos. Dan la idea de pequeñez. Ej.: jardincito.
o Despectivos. Connotan cierto desprecio. Ej.: mujerzuela.
o Patronímicos. Son los apellidos del hijo formados del nombre de os padres. Ejemplo: 
     Fernando  = Fernández
     Martín  = Martínez. 

Variación morfológica del sustantivo 
El sustantivo puede variar en género y número. El género en nuestro idioma es el masculino y el femenino. 

El género 
Determina el sexo atribuido a las personas, animales o cosas. 

Género masculino 
Tienen género masculino: los sustantivos que indican nombres de personas, animales, o profesiones propias del sexo  masculino: Pedro, gato,
magistrado. 

Los sustantivos que designan los números, los meses y los días: lunes,
octubre, cinco.
Los sustantivos que llevan el morfema de género o. Ejemplo: niño, viejo,
gato. 

Género femenino 
Son de género femenino: los sustantivos que designan animales o personas del sexo femenino. Ejemplo: Juana, perra, etcétera. Los que llevan el morfema de género a. Ejemplo: gata, niña, etcétera. 

Los terminados en triz, ez, dad. Ejemplo: fealdad, actriz, altivez. 

Los sustantivos terminados en ción y sión. Ejemplo: estación, pensión. 

Otros casos en la formación del género 
Procedimiento léxico: toro-vaca; yerno-nuera. 
Comunes: periodista, estudiante (el o la).
Epiceno: cóndor macho, cóndor hembra. 
Ambiguo: mar (el o la). 

El número 
Sirve para indicar si la palabra se refiere a una sola persona, animal o
cosa, o a varias.
En castellano existe el número singular y el plural.
-  Número singular 
El número singular de los sustantivos puede indicar: un objeto o una
especie. Ejemplo: reloj. La vaca es un rumiante.
-  Número plural 
El número plural indica más de uno de la especie. Ejemplo: relojes, ovejas. 

Los plurales derivan, comúnmente, de los singulares y se forman de acuerdo a las siguientes reglas: 

Agregan s cuando el singular termina en vocal átona o é tónica. Ejemplo: camisas, gatos, cafés. 

Agregando es cuando el singular termina en vocal tónica, menos é. Ejemplo: jabalíes, bambúes, ajíes.
 
Se exceptúan: mamás, papás, sofás. 

Agregando es cuando el singular termina en consonante. Ejemplo: león leones; álbum-álbumes

Sustantivos de número invariable. Son invariables los sustantivos graves y esdrújulos que terminan en s, x o z, si son apellidos (patronímicos). 

Ejemplo: el o los lunes; el o los fénix, el o los paréntesis; un Martínez o varios Martínez.


gramtradicional.jpg
La gramática es la disciplina principal para cualquier tipo de estudio sobre las lenguas y sus normas internas. Mediante la gramática se establecen relaciones entre las distintas partes de las oraciones, y se puede llegar a entender cómo funciona el lenguaje, qué componentes lo forman, cómo se usan, y por qué.
Sin embargo, existen diferentes niveles de estudio y para cada uno de ellos resulta apropiada un tipo de gramatical. Porque, en efecto, la gramática no es unívoca ni se puede afrontar de una única manera. Antes bien lo contrario, existen diferentes gramáticas, que sirven para fines muy diversos.
La gramática tradicional es la más básica de todas ellas. En realidadn el campo del estudio universitario y académico, los más renombrados especialistas en filología ya hace tiempo que la han desestimado. Y sin embargo, sigue siendo la gramática tradicional la que aprenden los niños en las escuelas, y la que estudian los jóvenes en los colegios y los institutos.
 La gramática tradicional consiste básicamente en la clasificación y la relación. Mediante su uso, todas las palabra de un determinado lenguaje quedan categorizadas: pueden ser verbos, sustantivos, adjetivos, adverbios, pronombres, determinantes o conjunciones. Y no pueden ser ninguna otra cosa. A su vez, a cada uno de estos grupos se dividen en grupos más pequeños y más específicos. Y cada uno de ellos tiene una forma de actuar, unas reglas fijas que han de cumplirse siempre, en todos los casos, y una manera específica de relacionarse con las palabras de los demás grupos.
 Dado su amplio objeto de estudio, la gramática tradicional ha dado origen a dos disciplinas propias que se basan en sus preceptos. Una es la sintaxis, que estudia las relaciones entre los elementos de una oración. El paradigma más conocido y aceptado de la sintaxis es que las oraciones cuentan con un sujeto y un predicado que concuerdan en género y número. Aunque en la mayoría de los casos es cierto, la gramática generativa ya ha encontrado problemas a este axioma y ha provocado importantes cambios en su forma de verlo. La otra disciplina es la morfología, que estudia las variaciones que pueden sufrir las palabras, es decir, los casos en los sustantivos y las conjugaciones en los verbos. La unión de ambas, la llamada morfosintaxis, estudia ambas cosas a la vez, es la subdisciplina lingüística que más se enseña en las escuelas y la más acabada manifestación de lo que es capaz de hacer la gramática tradicional: analizar oraciones.
 La guía de Lengua

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada